Los peligros de Internet

Internet no es un espacio tan superfluo como mucha gente piensa; más allá de permitirnos escuchar música, ver videoclips, compartir fotos e interactuar con videojuegos y sociabilizar con otras personas, este se ha convertido en un importante aliado para facilitar algunas de nuestras tareas diarias, por algo hay quienes lo califican como el invento más revolucionario del siglo XX pero los peligros de Internet son muchos.

Para Ricardo Holmquist, vicepresidente de la organización The Internet Society, capítulo Venezuela, el internet, efectivamente, “puede ser percibido como un lugar de entretenimiento o diversión, sobre todo con el advenimiento de las redes sociales”, sin embargo, indica que el mismo también es utilizado para muchas otras cosas.

“Hoy pocas veces vamos a un banco, dado que muchas de las operaciones las hacemos por internet. Igualmente, nuestra relación con los gobiernos nacional, regional y local se han hecho más expeditas con el Gobierno Electrónico”, precisó el representante de Isoc. Dijo que en el presente, “el conocimiento de grandes bibliotecas y museos están al alcance de una tecla”, cosa que en el pasado ni se imaginaba.

Además, resalta que otra de las bondades del internet es que posibilita la comunicación a distancia, lo cual permite realizar trabajos colaborativos a empresas de otros países y video llamadas con familiares o compañeros de trabajo que se encuentran en sitios muy distantes.

Asimismo, señala que la compra de productos y servicios de forma rápida, así como el acceso a instancias médicas y a programas educativos fuera de nuestro entorno geográfico, también forman parte de las aplicaciones del internet hoy en día.

La Telemedicina o e-salud, como también se le ha denominado en los últimos años, hace posible la realización de consultas, diagnósticos o cirugías a distancia, y lo mejor de todo es que este tipo de interacción se puede hacer en tiempo real desde cualquier ordenador con conexión a internet.

De acuerdo con el especialista, esto es solo el comienzo, pues a futuro veremos, entre otros adelantos tecnológicos que ofrecerá la plataforma digital, “coches sin conductor y un sin fin de electrodomésticos intercambiando datos entre sí para hacer de nuestras viviendas y oficinas lugares más ecológicos”, lo cual seguramente nos hará la vida más fácil.

Pero cuidado, porque como en cualquier otro espacio del mundo no cibernético, aquí también te podrás encontrar con personas inescrupulosas cuyas intenciones no son precisamente las mejores. En ese sentido, tendrás que ser muy cuidadoso al momento de suministrar o recibir cualquier tipo de información.

Asimismo, deberás poner especial cuidado a los sitios que visites, dado que algunos trabajan, de forma imperceptible para el común de la gente, con malwares, programas a los que también se les conoce como código maligno, software malicioso o malintencionado, cuyo propósito es infiltrarse en una computadora sin el consentimiento de su propietario para obtener información.

Otra vulnerabilidad que hay que considerar al momento de navegar en la súper red, son los virus informáticos. Estos se instalan y ejecutan en el ordenador de forma inadvertida y si no son evitados con un buen antivirus, alteran el normal funcionamiento del ordenador, provocando, incluso, daños a nivel de datos y pérdida de información. La recomendación de los especialistas: prudencia y precaución.