El valor de Google para anunciantes y usuarios

Hal Varian took, Director financiero de Google, es noticia hoy en la Web Expo 2.0 al anunciar el valor financiero estimado de Google en USA.

Para demostrarlo usó el modelo vx – c(x) (donde v = valor por clic, x = número de clics y c(x) = coste de los clics) con lo cual define un valor estimado de 54 billones de dólares.

En el otro extremo lo hizo basándose en un estudio llamado “A Day Without A Search Engine” que está basado en el tiempo medio en tardan los estudiantes en conseguir las respuestas que buscan.

En este supuesto, si fueran a una Biblioteca, tardarían una media de 22 minutos en encontrar la respuestas mientras que usando Google existe un ahorro de 15 minutos, según el estudio, en tan solo 7 minutos Google nos acaba informando.

Para realizar este cálculo Varian usa una serie de formulas estadísticas que acaban arrojando que cada americano ahorra 3.75 minutos al día que unido a la media salarial estadounidense por hora, 22 dólares, se convierte en un ahorro de 1.37 $ al día. Si multiplicamos esta cifra por un año (365 días) se convierte en 500 $ y si multiplicamos por el número de personas ocupadas en USA (130 millones) se traducen en un ahorro de 65 billones de dólares en tiempo para los usuarios.

Actualmente el valor capitalizacion global de Google está en 187.04 millones de dólares que si lo comparamos con la suma de estas dos cifras, 65 billones más 54 son un total de 119 billones de dólares totales, algo por debajo.

No obstante Varian afirma que esta estimación está muy por debajo de la realidad ya que no estamos contando con los desempleados y con el resto del mercado global.

Realmente este tipo de conferencias como la de Varian nos hacen ver, cada vez más, un valor que para muchos puede ser una reiteración de que estamos inmersos en una profunda burbuja y para otros la demostración que estamos creando nuevas formas de negocio y un cambio radical en el funcionamiento de la sociedad.

Innovación en Innosfera Málaga. Management 1.0 vs Design Thinking

El pasado miércoles (16.03.11) estuve en un estupendo evento “Innosfera” promovido por @GiselaFPJ y @gemagarrido he de decir que este post nace de la estupenda controversia de género, nada prevista, en una mesa de ponencias.

No sé si por cansancio me quedé con las ganas de participar en el debate porque precisamente actualmente trabajo para una empresa del mismo sector que la “Novasoft” de Francisco Barrionuevo. En una consultora tecnlógica de esas que van más allá de Andorra y que se denominan asimismas como “Best Place to Work“.

Capture

Precisamente yo caí en este evento porque me interesa la innovación y ese debate era perfecto para mí porque es una gran duda en el día a día. Soy uno de esos que en mi modestia, se consideran más que activo, activista y en lo más humilde de mí ser piensa que contribuir e Innovar son costumbres innatas en la persona o que son inoculadas en ellas por su entorno. No concibo el trabajo como rutina y el desperdicio constante de ideas por el puro hecho de la cualificación o estatus corporativo para darlas porque, a los años y ya educado, simplemente no se apetecerá darlas sin cobrar por ellas (ellos te hacen así).

Participo en el programa de Innovación de mi globalizada empresa quizás porque pensé que sería importante cambiar el modelo barroco de Management 1.0 y, tras dar mucho por saco, esta perseverancia me ha llevado alguna que otra gratificación en especie.

Cuál es mi sorpresa que tras aportar decenas de ideas y recibir tales premios, quizás en mi ignorancia pensaba, que alguien me comentaría o indagaría un poco sobre mí para dialogar sobre la factibilidad de las ideas, agradecerme o siquiera mostrarme un ápice de interés por el contenido de cualesquiera de mis discursos.

La verdad, es que no hay nada de eso detrás, no existen “feedbacks” y, al tiempo descubres que la Innovación es algo que las grandes consultoras han de tener como distintivo ante sus clientes para… en un futuro ser además una más de sus líneas de servicio. Todo esto como si fuese un bien adquirido, como si la innovación se pudiese comprar, o colgar del catálogo como un certificado. Convirtiendo la Innovación en moneda de cambio.

Quizás mi error, al participar en el concepto de Innovación de mi empresa, fue no leer entre líneas ya que se comentaba muy claro que el programa era una iniciativa “BOTTOM – UP”, es decir, suministrarse de innovación de la parte baja de la pirámide. Pero eso sí cada uno sigue en su puesto, a ver si me entendéis, que es bueno que yo lo haga pero nadie de arriba te va a dar felicitaciones, al menos, sabiendo con quién habla no nos hagamos ilusiones que el mundo no es plano, ni todos somos iguales y nadie confía más en nosotros en nuestra familia.

El problemas de las empresas de este tipo es que no liberan suficientes recursos como para devolver el esfuerzo de las personas que aportan ideas y además sus colaboradores están enormemente politizados como para que sea posible mediar una conversación entre los diferentes estadios de la pirámide sin sufrir altercados.

Pero curiosamente la presentación del Sr. Fco. Barrionuevo hablaba de innovación como de un hecho en su empresa e incluso se atrevió a decir que ejercía una comunicación entre sus líderes de proyecto como si eso ejemplificase algo. Todo esto por no comentar el comentario de romper el organigrama durante una charla antes sus colaboradores… muy manido esto ya se hacen en los vestuarios de los equipos de fútbol pero todos sabemos que solo vale hasta que acaba el encuentro.

Sr. Barrionuevo la comunicación es una acción por la que un emisor hace llegar a un receptor un mensaje y es comprendido. La comunicación es, en la mayoría de los casos, unidireccional por eso estoy tan de acuerdo y convencido de que se ejerce efectivamente en su empresa.

El hecho es que la innovación debe ser un diálogo, es comprender e interesarse, he aquí el secreto para que tanto yo como muchos otros seamos proveedores de mejora y difundamos la palabra atrayendo a otros y sembrando una cultura de entendimiento empresarial basada en la transparencia, la confianza y la defensa de una la realidad en la que todos somos personas y no una simple especialidad.

Estaría horas hablando pero un solo gracias a todos aquellos que acuden e incentivan estas charlas para mi es suficiente. Cada día me doy un poco más cuenta del gran diálogo que hay en Málaga y que, solo siendo unos pocos, se hagan posibles actos como Innoesfera. Porque la Innovación la encuentra quién no la busca desesperadamente sino quien la entiende como si de un buen amigo se tratase.

A veces pienso el mal que un Powerpoint hace solo por el hecho de perder por un segundo el norte de con quien estas hablando y dejarte llevar por algunas frases bien encajadas. “La Pasión” sí, existe, muchos empresarios la tienen pero porque tienen claro como la quieren, cuando y donde.

Gracias a todos por estar ahí y hacedme ver que hay gente que no piensa en ese sentido porque son detalles que me ayudan a seguir reaccionando ante estos comportamientos y buscar algo mejor. Y por supuesto a Amalio Rey al que nunca antes había escuchado en directo aunque si había leído algún artículo me parecieron geniales sus aportaciones.

Quizás fuimos pocos como para hacerlos reflexionar pero no me cabe la menor duda de que algún día nosotros seremos los asesores soñados para recuperar la estabilidad en las corporaciones antes otras que ya nazcan de la Innovación.

En fin que queréis que os cuente, puede ser que este trabajo actual no sea mi sitio, porque soy un culo inquieto o demasiado creativo pero me niego a irme de un sitio donde veo que todo está por hacer y quién tenga la fuerza de ganar algo ese cambiará el concepto de estas corporaciones ya que todas se mueven por los mismo ideales.

Gracias por aguantar la chapa. Muchas felicidades por el evento.